Dioses griegos




Guía turística de Atenas
Está en > Grecia > Atenas > Monastiraki

Monastiraki

Es uno de los barrios más característicos de la antigua Atenas con calles estrechas y plazas asimétricas y pequeños edificios de influencia otomana y bizantina.
Las calles principales de Monastiraki son las de Ermou (Ermú) y Adrianoú.

PAZARI

El «Pazari» o mercado de las pulgas («flea market») de Monastiraki es el lugar al que todos los domingos por la mañana acuden los atenienses dispuestos a comprar o vender algo. Podría compararse con el también popular «rastro» madrileño.
El mercado constituye un ruidoso conjunto de pequeños comercios, tiendas y puestos al aire libre que ocupa la plaza Abisinías y las plazuelas y calles adyacentes (Adrianú, Pandrosu, Ifestu, Thisíu, Ayíu Filipu, Ástiggos y Ermú) y que los domingos se abarrota de gente dispuesta a comprar y vender cualquier cosa: antiguedades, libros y revistas, joyas, monedas, sellos, herramientas, instrumentos musicales, armas antiguas, pieles, soldados de plomo, sombreros, juguetes, botellas, abridores, encendedores de cigarrillos, iconos bizantinos, pinturas, estatuas, postales, camisetas, bolsos, tarjetas telefónicas, artesanía, zapatos,sandalias, ropa, discos, grabados, muebles, frutas y verduras...
El regateo en el «Pazari» es toda una costumbre.

PLAZA MONASTIRAKI

Plaza histórica donde se encuentra la Mezquita Tzistarakis, la estación de metro de Monastiraki, la biblioteca de Adriano y la Iglesia bizantina de Pantánasa.
La Mezquita Tzistarakis (también conocida como de la Fuente Baja) consta de una sala con cuatro columnas y dos series de cuatro ventanas en cada extremo. Fue construida en 1759 por el turco Mustafá Agá o Tzistarakis utilizando materiales de antiguos edificios de Atenas, entre otros dinamitó la columna diecinueve del Templo de Zeus Olímpico. La destrucción de esta columna coincidió con un brote de peste, por eso según una antigua tradición los atenienses creen que en cada columna de la mezquita se oculta una maldición. Es la única mezquita de Atenas que se puede visitar. Actualmente alberga el Museo de Cerámica Tradicional.
La Biblioteca de Adriano era un impresionante edificio rectangular de 122 x 82 metros construido por Adriano en 132 d. C. para albergar la extensa colección de libros que poseía el emperador. Pueden visitarse sus restos con la entrada conjunta para todos los sitios arqueológicos (Templo de Zeus Olímpico, Acrópolis y Ágora).

CALLE ADRIANÚ

Es una de las calles más representativas de Atenas. Se extiende desde la biblioteca de Adriano hasta la estación del metro de Thisío. Desde las terrazas de sus numerosas cafeterías y restaurantes puede disfrutarse de una maravillosa vista del Ágora y de la Acrópolis. Sus comercios de objetos tradicionales y tiendas de antiguedades forman parte del popular mercado del «Pazari» los domingos por la mañana.

CALLE ERMOU (ERMÚ)

Esta larga arteria comercial se extiende desde la Plaza de Syntagma hasta el cementerio del Cerámico (Keramikos) y debe su nombre a Hermes, dios del comercio.
En su mayor parte peatonal, es una de las calles más comerciales de la ciudad. Está repleta de tiendas de moda, especialmente de ropa femenina, y de multitud de cafeterías con terrazas al aire libre.
A mitad de la calle encontramos la pequeña y bella Iglesia bizantina de Kapnikarea, en forma de cruz, con cúpula central, dedicada a la Virgen.
El templo se construyó entre los siglos XI y XIII. En 1834, cuando se creó la actual calle Ermou, se planteó la posiiblidad de trasladarla e incluso de derribarla ya que se encontraba en medio de la nueva calle. La Iglesia se salvó gracias a la intervención del rey Ludovico I de Bavaria, padre del rey Otón, y de Neófitos Metaxás, obispo de Atenas.

PLAZA MITROPOLEOS

Paralela a la calle Ermou se encuentra la calle Mitropoleos que se abre en la plaza del mismo nombre donde se encuentra la Catedral Ortodoxa de Atenas o «Mitrópoli» del siglo XIX, una basílica de tres naves con cúpula que combina elementos neobizantinos y neoclásicos.
A su lado una pequeña Capilla bizantina del siglo XII conocida como la «pequeña Catedral» dedicada a la Theotokos Gorgoepikoos (La Virgen que complace rápidamente) y a Agios Elefterios (San Eleuterio). En su fachada puede verse un friso clásico procedente de un monumento del siglo IV a. C. que representa las fiestas del Ática.

© guiadegrecia.com