Guía de Grecia
Guía turística de Grecia, del mito a la realidad

Dioses griegos

Está en > Grecia > Peloponeso > Olimpia Hoteles de Grecia
Reconstrucción del Santuario
Maqueta del Santuario
Peloponeso
Juegos Olímpicos
Estatua de Zeus
Hermes de Praxíteles

Hoteles:
Hoteles en Olimpia
Hoteles en Katakolon
Hoteles en Pyrgos
Hoteles en Patras
Hoteles en el Peloponeso
Hoteles de Grecia

Cruceros por las Islas Griegas:
Crucero por las Islas griegas
Crucero Rondo Veneciano: Venecia, Dubrovnik, Santorini, Rodas, Mykonos y Atenas.

Vuelos a Grecia

Vuelos baratos Madrid Atenas
Vuelos baratos Barcelona Atenas




Olimpia

Santuario de la península del Peloponeso en el que se celebraron los Juegos Olímpicos de la antigüedad.
El sitio arqueológico de Olimpia fue declarado en 1989 Patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO.
Olimpia fue considerada por Alejandro Magno como la capital espiritual de Grecia porque los Juegos simbolizaban para él la unidad de todos los griegos.
Cuando el emperador romano Teodosio prohibió los Juegos Olimpia entró en decadencia. Los bárbaros asolaron la ciudad, que fue abandonada y enterrada por los aluviones del río Alfeo.
En 1829 se iniciaron las primeras excavaciones. A mediados del siglo XX, se desenterró el estadio. En los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004, las pruebas de lanzamiento de peso se celebraron en el estadio de Olimpia.

El santuario de Olimpia (ver maqueta) se encuentra rodeado por un gran bosque de pinos y consta de:

- «Altis» o recinto sagrado, de 200 x 177 metros, que contenía los templos y los edificios relacionados con la administración de los Juegos. Estaba delimitado por un muro bajo que servía para indicar dónde comenzaba el terreno consagrado a los dioses. Los edificios religiosos más importantes eran el «Heraion» o Templo de Hera y el Templo de Zeus Olímpico.

- La zona deportiva estaba dispuesta en forma de U alrededor del «Altis» y contenía espacios destinados a los atletas, para que pudieran alojarse, entrenar y competir, como la palestra, el estadio, el hipódromo, un gimnasio, la Gran Hostería de Leonideo, el «Pritaneo» y el «Buleutérion» (Parlamento Olímpico).

Plano del Santuario de Olimpia.

4. Heraion 12. Templo de Zeus 6. Terraza de los tesoros (a, Gela; b, Megara; c, Metaponto; d, Selinunte; e, altar de Ge; f, Cirene; h, Bizancio; i, Epidauro; j, Samos; k, Siracusa; l, Sición) 8. Estadio 14. Pelopion 16. Filipeion 17. Pritaneo 18. Gimnasio 19. Palestra 20. Theokoleon 21. Baños griegos 22. Termas romanas 23. Hospitium 26. Ergasterion de Fidias 27. Leonidaion 29. Buleuterion 32. Palacio de Nerón.

«HERAION» O TEMPLO DE HERA

Fue uno de los primeros edificios del santuario. Es de orden dórico. Se construyó en el siglo VII a.C. en honor de la diosa Hera, con madera y piedra. Las columnas de madera y adobe se fueron reemplazando paulatinamente por otras de piedra.
En el templo se encontraba la estatua de «Hermes con Dioniso», de Praxíteles que puede contemplarse en el Museo de Olimpia.

TEMPLO DE ZEUS OLÍMPICO

Es el mayor templo de todo el Peloponeso (64,12 x 27,68 metros). Fue construido por el arquitecto Libón de Élide en el Siglo V a.C. (entre los años 470-457 a.C.) en honor de Zeus Olímpico con el botín conseguido por los Eleos en la guerra contra Pisa y Trifilia. Se trata de un templo de orden dórico, períptero hexástilo (con seis columnas en la fachada y trece a los lados). Casi todas las columnas están caídas por el recinto del templo, pero se conserva prácticamente intacta la decoración escultórica de sus doce metopas y sus dos frontones, esculpidos en mármol. Las doce metopas del templo representan los doce trabajos de Hércules. El frontón oriental representa los momentos previos a la mítica carrera de carros entre Pélope y Enómao y el occidental la lucha entre lapitas y centauros.
El visitante después de cruzar el «pronaos» entraba en la «cella» donde se encontraba con la magnífica estatua crisoelefantina de Zeus Olímpico de doce metros de altura realizada por el genial Fidias.

ESTADIO OLÍMPICO

El estadio olímpico era una explanada rectangular de arena de 192,97 metros de longitud de pista, rodeada por unos taludes que servían como gradas donde los espectadores permanecían de pie. Había una tribuna de madera para los jueces («helanódidas») y un altar consagrado a Zeus. Tenía aforo para unas 45.000 personas. En él se celebraban las pruebas de carrera, lucha y pentathlon.

HIPÓDROMO

Se situaba al sur del Estadio. No se conserva ningún resto arqueológico del mismo, ya que fue arrasado por las aguas del río Alfeo. En el hipódromo se realizaban las carreras de caballos y carros dando vueltas a la «espina» o muro central. Su longitud aproximada era de dos estadios.

LA PALESTRA

Construida en el siglo III a. C. Los participantes en los Juegos comenzaban sus entrenamientos en Olimpia un mes antes de los Juegos y la palestra era el lugar de encuentro, entrenamiento y alojamiento de los atletas y sus entrenadores. Constaba de un patio central de arena para los entrenamientos de boxeo, salto y lucha, rodeado de columnas dóricas y edificios dotados de gimnasio, roperos, baños vestuarios y salas de hospedaje.

EL GIMNASIO

Construido en el siglo II a. C. Constituía una gran zona al aire libre rodeada de galerías por sus cuatro lados. Se utilizaba para el entrenamiento de los atletas de carreras y pentatlon. Se conservan las galerías este y sur.

LEONIDAION, LA GRAN HOSTERÍA

El «Leonidaion» era el mayor edificio de Olimpia. Se construyó en el siglo IV a.C. para alojar a los visitantes e invitados distinguidos de los Juegos. Su centro estaba ocupado por un estanque.

OTROS EDIFICIOS

- Entre el «Heraion» y el estadio había numerosas capillas o tesoros («thesavroí») construidas y decoradas por las «polis» griegas participantes en los Juegos.
- El «Buleuterion» era el palacio del Senado Olímpico en el que los atletas prestaban juramento a las reglas de los Juegos.
- El «Filipeion» fue un edificio circular de orden jónico que comenzó a construir Filipo II de Macedonia en el siglo IV a.C. para conmemorar la victoria de Queronea (338 a.C.) y fue terminado por su hijo Alejandro. Contenía las estatuas de los príncipes y princesas de Macedonia.
- Taller («ergastirio») de Fidias que fue transformado en basílica paleocristiana en el siglo V.
- El «Theicoleon» era la vivienda de los sacerdotes y sirvientes del templo.
- «Metroo», templo dórico de principios del siglo IV a.C.

Ver la maqueta del santuario de Olimpia
Datos geográficos

Olimpia se sitúa en la región de Élide, en la zona noroccidental de la Península del Peloponeso, a orillas del caudaloso río Alfeo, en cuya orilla norte se encuentra la pequeña elevación del monte Crónico (de Cronos, padre de Zeus).

PRECIO ENTRADA:

Sitio arqueológico: 6 euros.
Museo: 6 euros.
La entrada combinada para el Sitio arqueológico y el Museo cuesta 9 euros.
En el pueblo de Olimpia hay otro museo dedicado a los Juegos Olímpicos cuya entrada cuesta 3 euros.

TIEMPO DE VISITA

La visita al Sitio arqueológico de Olimpia puede hacerse en 60-90 minutos y el Museo requiere otros 60 minutos.

¿Cómo llegar desde Atenas?

Por carretera: por Patras (334 kilómetros) o por Trípoli (323 kilómetros).
En tren: Atenas-Patras-Pirgos-Olimpia.

La carretera desde Patras a Olimpia discurre paralela a la costa occidental del Peloponeso bordeando pequeñas ciudades, pueblos pintorescos, calas de un mar azulado y playas interminables.

¿Cómo llegar desde Katakolon?

Los turistas que desembarcan en el puerto de Katakolon, generalmente a bordo de un crucero, pueden trasladarse a Olimpia en tren, en taxi o en coche de alquiler.
Katakolon se encuentra a 38 kilómetros de Olimpia lo que supone 35-40 minutos de viaje en coche y 50-55 minutos en tren. (+ info)

¿Dónde alojarse?

En la costa, es ideal Katakolon, un pequeño puerto de pescadores de 600 habitantes situado a 38 kilómetros de Olimpia, con buenas instalaciones turísticas porque es escala habitual de los cruceros que visitan Olimpia.

En el interior recomendamos Pyrgos, ciudad de 20.000 habitantes, capital de la provincia de la Élíde situada a tan solo 10 kilómetros de Olimpia.

Hoteles en Katakolon
Hoteles en Pyrgos



MUSEO ARQUEOLÓGICO DE OLIMPIA

Se encuentra frente al recinto olímpico. Expone los objetos descubiertos en las excavaciones. Destacan los dos frontones y las metopas del Templo de Zeus, el grupo formado por Zeus y Ganímedes esculpidos en terracota y la famosa estatua de Hermes de Praxíteles a la que se dedica una sala del museo.

Hermes de Praxíteles
Hermes lleva a Dionisos recién nacido a las ninfas para que lo críen, tras la muerte de su madre Sémele.

«Heraion»

Templo períptero y hexástilo. Su interior está dividido en pronaos, naos y opistodomo. En cada extremo presenta dos columnas «in antis».

Fachada del templo de Zeus en Olimpia (reconstrucción).

Templo de Zeus en Olimpia (fachada oriental)

Ver la estatua de Zeus

LA CARRERA DE PÉLOPE Y ENÓMAO

Enómao, rey del Peloponeso, había recibido como regalo de Poseidón dos caballos invencibles con los que retaba a una carrera de carros a todos los pretendientes de su hija Hipodamia, matándolos en el momento de sobrepasarlos. El joven Pélope, enamorado de Hipodamia, retó al rey. Poseidón se había enfadado con Enómao y ayudó a Pélope a vencer. Pélope se desposó con Hipodamia y dio nombre a la península del Peloponeso.
Esta carrera se representa en uno de los frontones del templo de Zeus en Olimpia.

LA LLAMA OLÍMPICA

En los Juegos de Olimpia el fuego era encendido en el altar de cenizas de Zeus por el vencedor de la primera prueba de pentatlón. Actualmente la llama Olímpica se enciende en el estadio de Olimpia unos meses antes de los Juegos Olímpicos por medio de un espejo cóncavo que concentra los rayos del sol sobre una antorcha de plata y es transportada, mediante antorchas, por atletas de todas las nacionalidades hasta la ciudad que acoge los Juegos.

BEIJING (PEKÍN) 2008

En los Juegos de 2008, celebrados en Beijing, la llama olímpica pasó por los cinco continentes y recorrió la ruta más larga de la historia, 137.000 kilómetros, en ciento treinta días.

Página principal
© guiadegrecia.com